ARTROSIS DE CADERA

DEFINICIÓN: La artrosis es una enfermedad degenerativa causada por el deterioro del cartílago articular. La articulación de la cadera está formada por una esfera (la cabeza del fémur) y un soquete en la pelvis.

Una cadera sana se mueve sin dificultad, gracias a un tejido blando y resbaladizo llamado cartílago articular que cubre, protege y amortigua al contacto de los huesos que conforman la cadera. Cuando existe la artrosis se desgasta el cartílago a nivel de esta articulación.

dolor_de_cadera

SÍNTOMAS:

Un síntoma común es el dolor, rigidez y dificultad para mover la cadera. Los síntomas tienden a empeorar en las mañanas o en los periodos de inactividad.

CAUSAS:

  • EDAD: La capacidad del cartílago de repararse disminuye con la edad. Por lo general la artrosis de cadera se presenta en adultos mayores.
  • PESO: Cuanto mayor es el peso, el soporte de las articulaciones es mayor a nivel de la cadera.
  • LESIONES: Una lesión previa a la cadera puede ser una causa para desarrollar artrosis de cadera con el paso del tiempo.

TRATAMIENTO:

En primer lugar si usted presenta los síntomas mencionados anteriormente debe acudir al médico para tener un diagnóstico. Según la evaluación de su médico, el desarrollará un plan de tratamiento personalizado para aliviar el dolor y reducir la rigidez (tratamiento medicamentoso, terapia física, pautas de higiene postural).

RECOMENDACIONES:

Si no hay dolor, se harán algunos cambios en su estilo de vida para proteger las articulaciones y disminuir el avance de la enfermedad.

EJERCICIOS: Si hace ejercicios de alto impacto como correr o practicar deportes competitivos, se tendrá que disminuir el impacto a nivel de la articulación y practicar otro tipo de deportes de bajo impacto como nadar o caminar.

PÉRDIDA DE PESO: Bajar o mantener un peso ideal para la carga a nivel de la articulación disminuya.

FISIOTERAPIA: El tratamiento terapéutico ayudará a disminuir el dolor, mejorar la fuerza y flexibilidad de la articulación, así como su terapeuta tratante le dará pautas para tener una higiene postural adecuada y cuidados que se debe de tener para mejorar su estilo de vida.

PARA REDUCIR LA CARGA ARTICULAR Y PREVENIR EL AUMENTO DEL DOLOR SE PUEDEN REALIZAR LOS SIGUIENTES EJERCICIOS DE FORTALECIMIENTO:

  1. FORTALECIMIENTO DE GLÚTEO MAYOR: Poner debajo de las rodillas un plano elevado o almohadas, luego eleve la cadera y mantenga por 10 segundos, contrayendo el glúteo. Repetir 10 veces.

artrosis1

  1. FORTALECIMIENTO DE GLÚTEO MEDIO: Ponerse en posición lateral y buscar que la pierna que se desea trabajar este a la altura de la cadera (puede ser con cojines o almohadas). Eleve la pierna lo más alto posible, llevando la punta del pie hacia usted, mantener por 10 segundos y regrese a la posición inicial. Repetir 10 veces.

atrosis2

  1. FORTALECIMIENTO DE CUADRICEPS: Poner debajo de las rodillas un plano elevado o almohadas, eleve la pierna con la punta del pie hacia arriba mantener por 10 segundos y regrese a la posición inicial. Repetir 10 veces.

atrosis3

NOTA: Se recomienda hacer los ejercicios para ambas piernas, con diez segundos de contracción y diez repeticiones, se puede hacer una seria de diez el primer día y aumentar secuencialmente según los días (llegar hasta cuatro series).

doctor

                www.cerfid.com.pe

Anuncios

CIFOSIS

DEFINICIÓN: La columna vertebral dorsal presenta curvatura de cifosis fisiológica que es normal y necesaria para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo orgánico, pero cuando hay un aumento exagerado de esta, genera una deformidad apreciada como la típica joroba.

3189_image

CAUSAS:

  • Actitudes defectuosas posturales (La mayoría de los casos).
  • Osteoporosis raquídea postmenopáusica.
  • Malformaciones vertebrales.

La mayoría de los casos es de origen postural por falta de tono muscular en los abdominales.

SIGNOS Y SÍNTOMAS:

  • Dolor de espalda (sobre todo en la zona dorsal de la columna vertebral).
  • Fatiga muscular.
  • Dificultad para respirar en algunos casos.

TRATAMIENTO:

Si presenta los signos y síntomas antes mencionados le sugerimos acudir al médico. El tratamiento depende de la causa de la condición y los signos y síntomas que están presentes. La fisioterapia y el ejercicio es una parte importante del tratamiento, con un programa de ejercicios bien diseñado puede proporcionar alivio del dolor en muchos pacientes y mejorar la imagen corporal.

Electroterapia, termoterapia, masaje terapéutico, reeducación respiratoria, RPG (reeducación postural global) y Pilates.

OBJETIVOS DEL TRATAMIENTO:

El objetivo general es recuperar:

  • La flexibilidad muscular.
  • Eliminar el dolor y restablecer la función.
  • Corregir las compensaciones y rigideces específicas.

EJERCICIOS DE FISIOTERAPIA:

Sentado flexione los brazos y codos a 90°, seguidamente lleve los brazos hacia atrás extendiendo la columna dorsal. Mantener la postura 10 segundos y regresar a la posición inicial. Repetir de 8 – 10 veces.

ejericio7

Con las manos colocadas detrás de la cabeza, empujar los codos hacia atrás, manteniendo al mismo tiempo las manos sobre la cabeza. Mantener 10 segundos, repita de 8 – 10 veces.

ejercicio6

Entrelace las manos por detrás e intente juntar los omóplatos, estirar los codos y eleve los brazos. Mantener 10 segundos, repita de 8- 10 veces.

ejercicio4

Boca abajo con una almohada firme debajo del tórax y el abdomen. Brazos extendidos por detrás de la espalda, piernas extendidas con los dedos de los pies apoyados en la tarima se realiza un movimiento de levantar la cabeza y tronco superior. Repetir de 8 a 10 veces, manteniendo 10 segundos.

EJERCICIO3

doctor

              www.cerfid.com.pe

MEDICINA DEPORTIVA: CÓMO PUEDE AYUDAR A EVITAR LESIONES

Si entendemos por Medicina Deportiva a aquella especialidad que selecciona, orienta, vigila y trata a los deportistas o a las personas que desean iniciar algún deporte, nos encontraremos con algo mucho más complejo y multidisciplinario que una especialidad concreta y bien delimitada, que podríamos llamar CIENCIAS DEL DEPORTE que abarca desde la biomecánica del entrenamiento, la fisiología del deportista y del esfuerzo físico, hasta las lesiones musculo esqueléticas que puedan producirse y que serán tributarias de tratamiento de REHABILITACIÓN en un 85% de los casos (terapia física, hidroterapia, electroterapia, laserterapia, ejercicios de fortalecimiento, indicación de Ortesis, etc.) y un 15% requerirían reparación quirúrgica por TRAUMATOLOGIA.

imagenimagen (5)

En general podemos encontrarnos con una serie de lesiones deportivas que pueden ser de tipo muscular, tendinoso, óseo y articular. En los gimnastas las lesiones de rodillas, hombros y columna lumbar continúan siendo las más frecuentes y se producen principalmente por ejercicios aeróbicos con step (que en algunos países ya están proscritos), la prensa de cuádriceps con peso y flexión extrema, baile con giros forzados en una musculatura no acondicionada, exceso de flexiones y rotaciones en practicantes de aeróbicos y de baile, en sentadillas con exceso de peso y en hombros y codos al levantar pesos excesivos. Las principales causas de lesiones en los gimnasios son: la imprudencia del principiante, con desconocimiento de las técnicas, el continuar con la actividad física habiendo sobrepasado el “umbral de la fatiga”, la ejecución de ejercicios sin previo calentamiento y una inadecuada hidratación.

Es de gran importancia realizar una evaluación médica previa al inicio del deporte para valorar en primer lugar el objetivo que se persigue (lo que llevará a una adecuada prescripción del ejercicio) y evaluar el riesgo de lesiones.

Esta evaluación se recomienda si se es mayor de 35 años y si el nivel de ejercicio será elevado, pues el 80% de los casos de muerte súbita se asocia con un problema de ateroesclerosis, donde el corazón puede desarrollar un ritmo irregular, la presión sanguínea puede aumentar hasta niveles peligrosos y puede desprenderse la placa de una arteria parcialmente obstruida e impedir el flujo sanguíneo.

La evaluación CARDIOLOGICA permitiría detectar a tiempo algún padecimiento, con lo que se podría establecer y recomendar en forma oportuna el tipo y la intensidad del ejercicio a ejecutar.

Esta recomendación debe tenerse en cuenta especialmente en las edades extremas de la vida, en los niños por la presencia de cartílago de crecimiento fácilmente lesionable y en los adultos mayores por la comorbilidad existente que los predispone a eventos adversos.

Tenemos que diferenciar entre la actividad física y el ejercicio, pues la primera la conseguimos moviéndonos o subiendo escaleras; en cambio el ejercicio está encaminado a moldear músculos y ejercitar el corazón. Con el ejercicio hay que ser mucho más cuidadoso al iniciarlo, sobre todo si se tiene años sin practicarlo y se debe empezar progresivamente. Según la American Sport Association realizar 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada al día, continuo o fraccionado (sumativo) reporta beneficios sobre la salud; sin embargo es importante recalcar que la actividad física debe dosificarse de acuerdo al impacto que sobre algún órgano o sistema corporal se quiera conseguir; así tenemos que para lograr efectos cardiovasculares se prescriben ejercicios e intensidades diferentes que para lograr otros objetivos tales como fortalecimiento muscular o prevención del cáncer.

En realidad, no hay ningún pretexto para no hacer ejercicio: el deporte no causa daño, sólo hay que tener las precauciones necesarias para practicarlo de forma segura y vigilada, en los casos que así lo requieran.

mdep

CAUSAS DE LAS LESIONES DEPORTIVAS:

Podemos clasificarlas de la siguiente manera:

1. Degenerativa: Edad, microtraumatismos.

2. Mecánica: Postura, obesidad, sobreentretenimiento o sobresolicitación.

3. Muscular: Hipotonía muscular, sobreesfuerzo, contractura muscular.

4. Metabólica: Osteoporosis.

5. Post- traumática: Desgarro, fracturas.

6. Circunstanciales: Condiciones del terreno, vestimenta, calzado, técnica del ejercicio, periodicidad, precalentamiento y preenfriamiento.

En los corredores las lesiones más frecuentes se ubican en las rodillas, la región lumbar y los pies.

TIPS:

  1. Las personas que corren regularmente incluidas las que presentan importantes factores de riesgo de sufrir una afección cardíaca, tienen menos probabilidades de sufrir un infarto a largo plazo que si no lo hicieran

    Imagen-Respuestas-Running

  2. El ejercicio es inofensivo, pero cuando se es mayor de 35 años y se elige el deporte inadecuado, se lleva a cabo intensamente y/o existe una afección cardíaca puede producir más daños que beneficios. Pasar del sedentarismo al ejercicio sin realizarse chequeos médicos o realizando ejercicios vigorosos produciría mayores lesiones musculo esqueléticas y complicaciones cardíacas en la población general.

129305397

 

doctor

               www.cerfid.com.pe