CONDROMALACIA

DEFINICIÓN: La condromalacia consiste en una degeneración de la superficie del cartílago localizada en la cara posterior de la rótula consecuencia del roce del cóndilo del fémur sobre la misma; o bien, por un crecimiento anormal del cartílago.

También se le denomina “rodilla del corredor”, por ser muy común entre los corredores de atletismo. Además, recibe el nombre de síndrome de dolor femoropatelar (SDFP o SFP). En la actualidad se prefiere usar el término “Condropatía”, en referencia a los casos en los que el dolor es producido por una lesión del cartílago.

La incidencia de esta lesión en adolescentes y adultos jóvenes responde a estímulos de sobrecarga y sobrepresión en la rodilla, mientras que en personas mayores son las enfermedades degenerativas como la artrosis o artritis, las responsables del desgaste del cartílago articular. En ambos casos es mayor en mujeres que en hombres.

condromalacia1

CAUSAS:

  • AFECCIONES CONGÉNITAS: La persona nace con una desalineación de la rótula, la cual puede estar dirigida más hacia la zona extrema o intensa, o puede estar proyectada hacia arriba.

  • CUÁDRICEPS DÉBILES: Estos músculos existen en el movimiento adecuado de la articulación de la rodilla. Los cuádriceps débiles pueden hacer que la rótula se salga de su alineación.

  • DESEQUILIBRIO MUSCULAR: Generalmente ocurre cuando los músculos en la parte externa del muslo son más fuertes que la áreas internas. También podría deberse a que los músculos posteriores del muslo estén más débiles que los anteriores.

  • TRAUMATISMO DIRECTO: Una caída o un golpe en la rótula que daña el cartílago articular en la rótula o el fémur.

  • TRAUMATISMO REPETIDO: El resultado de actividades como: correr, saltar, esquiar u otras que ejercen presión repetida sobre la rótula.

SÍNTOMAS:

  • Dolor generalmente en la zona de la rodilla, el cual puede ubicarse detrás, debajo o a los lados de la rótula. Este dolor aumenta al subir y/o bajar escaleras, correr, sentarse en cuclillas, arrodillarse o realizar cualquier actividad que ejerza presión en la rodilla.

  • Crujidos, chasquidos al tacto o al realizar los movimientos de estirar o doblar la rodilla.

  • Sensación de inestabilidad, como si la rodilla “falla”.

  • Dolor, rigidez y dificultad al estirar la rodilla después de estar un tiempo prolongado con la rodilla flexionada.

CLASIFICACIÓN:

Se puede clasificar en diferentes grados:

  • GRADO I: Cambios muy leves en el cartílago.

  • GRADO II: Zonas con fisura.

  • GRADO III: Fisuras más profundas.

  • GRADO IV: El cartílago articular desaparece. Es el caso más extremo.

DIAGNOSTICO:

Generalmente el médico realiza un exámen físico y si le fuere necesario pedirá una radiografía o una resonancia magnética.

TRATAMIENTO:

En la fase aguda el tratamiento será antiinflamatorio y analgésico con la utilización de agentes electrofísicos como ultrasonido, corrientes interferenciales, etc, y estiramientos suaves.

En una segunda fase, el tratamiento se centrará, en el fortalecimiento muscular, en la mejora de la movilidad y trabajo de la rótula y en la flexibilidad muscular, mediante la utilización de técnicas de estiramiento muscular, el entrenamiento de la propiocepción, entre otros.

Aplicación de vendaje funcional ayudará. También existen rodilleras especificas para condromalacia, que ayudan a disminuir el dolor a la hora de caminar y entrenar.

COMO PREVENIRLO:

  • Mantenga el peso adecuado.

  • Si tuviera algún problema en los pies como pie plano, utilice plantillas especiales y dispositivos de soporte para el calzado, así mejorará el alineamiento de sus miembros inferiores.

  • Si realizará algún deporte o actividad física use el calzado deportivo adecuado.

  • Evite mantener posturas que hagan presión sobre la rodilla como: ponerse en cuclillas, de rodillas, subir y bajar escaleras muy continuamente, etc.

  • Realice una rutina de ejercicios saludables, el cual consistirá en ejercicios de tonificación, actividades cardiovasculares y estiramientos musculares.

PROPUESTA DE RUTINA DE EJERCICIOS SALUDABLES:

  1. EJERCICIOS DE TONIFICACIÓN:

  • Echado boca arriba con ambas piernas flexionadas y con el uso de pesas tobilleras, levantar una de las piernas hasta un ángulo de 30 grados y semiestirada, mantener 10 segundos y luego bajarla. Se realizará alternadamente, haciendo 10 repeticiones con cada pierna.

condromalacia1

  • Parado con las rodillas en semiflexión y con las manos en apoyo, flexionar unos 10 a 15 grados más y mantener la posición por 10 segundos, luego regrese a la posición inicial. Repetirlo 10 veces.

CONDROMALACIA3

  • Parado con las rodillas en semiflexión, con las manos en apoyo y con una pelota pequeña entre las rodillas, realizar el ejercicio anterior adicionándole una presión de la pelota con las zonas internas de las piernas, mantener 10 segundos y regresar a la posición de inicio. Repetirlo 10 veces.

CONDROMALACIA5

  1. ACTIVIDADES CARDIOVASCULARES:

En este caso se puede optar por actividad terapéutica en la piscina, realizando ejercicios de natación pero controlando la posición de las piernas (por ejemplo sujetando un flotador entre las rodillas, lo cual evitará que se flexionen, realizando todo el impulso en brazos y pies). Este es solo un ejemplo, ya que en piscina, asesorados por un profesional, se pueden realizar muchos más ejercicios.

  1. ESTIRAMIENTOS MUSCULARES:

  • Sentado con las piernas estiradas, con la punta de pies hacia usted y una pelota grande delante suyo, tome aire y al espirar lleve la pelota hacia adelante con las manos a tolerancia, mantener 15 segundos y regrese a su posición inicial. Repetirlo 10 veces.

a

  • Sentado con las piernas en flexión, pegando ambas plantas de pies y con una pelota grande delante suyo, tome aire y al espirar lleve la pelota hacia adelante con las manos a tolerancia, mantener 15 segundos y regrese a su posición inicial. Repetirlo 10 veces.

bb

  • Parado en una superficie de plano inclinado, proyecte su cuerpo hacia delante, manteniendo siempre los talones bien apoyados al suelo, hasta que sienta tensión en las pantorrillas, mantenga la postura por 15 segundos y luego regrese a la posición inicial. Repetirlo 10 veces.

cc

  • Parado con una mano en apoyo, lleve una de sus piernas hacia el glúteo contrario, sujetándola y pegándola más hacia si con la ayuda de la otra mano, mantenga 15 segundos y luego regrese a la posición inicial. Repetirlo 10 veces. Realizarlo para ambas piernas.

dd doctor

           www.cerfid.com.pe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s